La FAMP dedica su sexto Foro Virtual junto a EMA-RTV al proyecto INTERNISA y el empoderamiento digital de las mujeres

La temática escogida del Laboratorio Participativo para la Comunicación y el Marketing Institucional, con motivo del Día de la Mujer, fue El empoderamiento digital de las mujeres para el empleo, finalidad del proyecto europeo trasnacional INTERNISA, financiado en el marco del Programa ENI CBC MED.. En este encuentro participaron la Directora General de Reto Demográfico, Juana López Pagán; la Directora Gerente de Andalucía Emprende, Rosa Siles Moreno; la Alcaldesa de Diezma, Emilia Troncoso Rodríguez; la Alcaldesa de Segura de la Sierra, María Esperanza Chinchilla Vizcaíno; la Presidenta de la Coordinadora Andaluza de Mujeres Rurales (COAMUR), Adela Romero Ruano y las beneficiarias de la formación del proyecto INTERNISA, Ana María Guijarro Carmona y Ana Martínez de la Fuente, de la formación de mujeres y empresas respectivamente.

La intención era reflexionar sobre el papel que puede y debe jugar la digitalización de nuestra sociedad en el empleo femenino, y de cómo debemos desde la esfera pública apostar por una digitalización responsable, que no deje a ningún colectivo de la sociedad atrás, y que sirva como equilibrador de las desigualdades que nos afectan como sociedad.

Como constatan diferentes informes, como el Índice de Economía y Sociedad Digitales (DESI) de la Comisión Europea para 2021, la digitalización afecta no sólo a los procesos de producción y a la economía, sino también -y cada vez más – al empleo. En este escenario de profunda transformación digital de la sociedad y la economía, necesitamos políticas que ayuden a preparar a los trabajadores /as para los cambios que se producirán en sus trabajos y para la automatización de ciertos puestos. En este sentido, la formación es clave para lograr perfiles profesionales adaptados a las nuevas tecnologías y a la nueva configuración de los mercados, por lo que se hace urgente proporcionar formación a las personas para mantener sus competencias profesionales actualizadas o recualificarse para adquirir las habilidades adecuadas para el futuro.

En cuanto a la necesidad de abordar este problema desde las políticas públicas, Juana López Pagán, Directora General de Reto Demográfico, habló sobre el modelo existente de desarrollo de concentración, en torno a las personas, inversiones u oportunidades, y que ahora debemos cambiar ese modelo de desarrollo insostenible e injusto, además de no abandonar la mirada sobre la perspectiva de género. También destacó los programas específicos con perspectiva de género que se están desarrollando desde la Dirección General de Reto Demográfico, como los de alfabetización digital o de lucha contra la violencia de género en el ámbito rural.

Todas las personas que participaron en el foro coincidieron en el diagnóstico de que la brecha digital era más femenina que masculina, y se destacó, como constatan datos de informes que nos llegan desde la Unión Europea como a nivel nacional, que la brecha no sólo es de género, sino que se acentúa aún más en entornos rurales, produciéndose dobles y triples brechas, y donde la conciliación familiar pesa más en la mujer. Adela Romero (COAMUR) señaló además la falta de acceso a los programas y recursos de digitalización, debido a que a las mujeres rurales no les llega en muchas ocasiones esa información de manera directa, creándose aún una mayor brecha entre aquellas que acceden a este tipo de programas y las que no pueden.

También se abordó durante este foro el desafío de la digitalización de las economías rurales.  Rosa Siles, Directora Gerente de Andalucía Emprende, comentó cuáles eran los principales obstáculos que se encontraban,  como pueden ser la idea de vincular un tipo de trabajo con un género, por ejemplo en el sector tecnológico donde las mujeres muchas veces se autoexcluyen; el techo verde, la mayor dificultad por parte de las mujeres de acceder  a la financiación; el despoblamiento rural y la implementación de herramientas de teletrabajo y de gestión del tiempo para que de verdad sea posible una conciliación real, que permita a las mujeres integrarse realmente en las dinámicas del mercado y en los procesos de formación que necesitan para acceder a empleos cada vez más digitalizados.

Además, en el foro se habló de la pertinencia y oportunidad del proyecto INTERNISA, que FAMP está implementando actualmente en Andalucía, y que pretende poner en práctica un experimento de ajuste de la oferta y la demanda laboral. Todas las participantes insistieron en la conveniencia de este tipo de iniciativas, y en la necesidad de replicar sus actuaciones en nuevos contextos rurales, más allá de los que participan en el proyecto, trascendiendo incluso las fronteras geográficas provinciales y regionales, y logrando así la escalabilidad de las redes que se creen y de la propia hoja de ruta INTERNISA.

El proyecto INTERNISA se encuentra ahora en una fase de despliegue territorial, y de creación de una comunidad de personas, administraciones, empresas y otras organizaciones, que conformen la masa crítica necesaria para replicar las actuaciones y estructuras del proyecto en nuevos contextos rurales de la geografía andaluza, para así crear la RED INTERNISA, que conectará a nuestras mujeres y empresas con las de los países que participan en el proyecto (Italia, Grecia, Túnez, Líbano, Jordania y Palestina).